Aventuras en Tijuana – Capítulo 18: Fuck Hollywood Pinche Tour Malo.

Todo el cuerpo me duele.

No he hecho mucho trabajo en los últimos días. Lo único que he hecho es comer tacos y tomar fotos de tacos. Escribir un par de notas para luego escribir un artículo largo. Y con eso me gano una buena lana esta semana. Podría ser mucho más lana, pero soy un huevón.

El cuerpo me duele porque ayer fui a jugar tennis con el Tony. Es la primera vez que hago algo de deporte desde hace un chingo. Me salieron ampollas en los dedos. La primera ampolla me salió al principio del partido en el dedo de en medio de la mano derecha. Para el segundo set ya había reventado.

Pero ¿adivina quién ganó?

Me la pela. Yo gané.

Me iba ganando en todas las partidas y luego le di la vuelta y le gané. Los dos sets acabaron 7-5. GG. Buen match.

——-

Hablando del dedo de enmedio… Ahí va lo que pasó en ese tour culero. Fue ya hace unas semanas, meses creo. Pero pensar en ello todavía me emputa.

Me contactaron por e-mail para tours como siempre. El dude no me quería decir mucho, pero me insistió en hablar por teléfono. Por alguna razón, el email de este dude se guardó en la misma cadena que con el tour de despedida de solteros. Había recibido los dos e-mails una mañana y me distraje y los confundí.

Por eso no le puse mucha atención a un dude que no me quiso decir mucho por e-mail pero insistió en marcarme. El dude por fin me habló cuando estaba en una chamba en San Diego en Mason Ale Works después de fotografiar un partido del equipo de rugby. Estaba con el escritor de la historia tomando una cerveza y hablando sobre el artículo, de la revista, de cerveza y demás.

Ahí fue cuando sonó mi teléfono y era ese dude. Me habló en español lo cual me confundió porque cambió a inglés después de unas cuantas palabras. El dude me dijo que iban a grabar un show. Algo sobre Netflix. Quería un guía que los haga sentir seguros en la ciudad y que blah blah blah. No le puse mucha atención. He hecho un chingo de tours y conocido un chingo de gente y esto no era urgente. Lo que más me insistió es que quería alguien que los haga sentir seguros. Gringos que necesitan que les agarres la mano en Tijuana si no se asustan de que los van a robar. Le dije chido, mandame un email de lo que necesites.

Semanas después me llega un email de el dude con CC de una morra. La morra contesta el e-mail y suena que le da mucho miedo Tijuana. Me preguntó sobre la seguridad de la ciudad muchas veces lo cual siempre le respondí que no hay pedo. Me preguntó sobre los mejores y hoteles más seguros y me pidió que le diera muchas opciones. Le dije que tiene un chingo de opciones y que en google las encuentre pero le recomendé varios. Acabaron en Hacienda del Río, un hotel decente en Zona Río. 

Para verlos fue un desastre. Me cambiaron varias veces el lugar y el tiempo de encuentro. Acabaron manejando a Tijuana en una van blanca y los vi afuera del Costco. Eran cinco personas en la van. El conductor que era cool, la morra que se veía super nerviosa, un britanico que estaba tranquilo y no decía nada, un ruco mamón con piel jodida por el sol, y un greco mamón que parecía ser el encargado del equipo.

El dude que me habló para hacer el tour no estaba con ellos. Le di direcciones al conductor de cómo llegar al hotel. En el camino discutieron planes pero en secreto. Todo bien aunque todavía no me habían dicho que es lo que querían. Soy bueno improvisando entonces lo que sea la armo. 

Llegamos al hotel. Todos se veían indecisos y estresados. Me hacen firmar un NDA (non-disclosure agreement) antes de decirme los planes. Leí el NDA y parecía ser legítimo. Lo firme. 

———-

Por curioso, acabo de buscar la compañía del contrato. No encuentro nada más que tienen una oficina en Los Ángeles. De pura coincidencia, está a lado de las oficinas de cuando trabajaba en Los Ángeles con National Photo Group. Pero no encuentro nada sobre estos tipos. 

——–

El britanico y el griego me empezaron a decir lo que querían. Era un chingo de cosas y lo querían para el siguiente día.

Me dieron una lista.

Necesitaba encontrar una caridad o algo parecido pero no podía tocar el tema de los migrantes porque era muy político. Querían un orfanato. Querían filmar lo más feo y peligroso de Tijuana. Que se vea que es un lugar horrendo. Más cosas parecidas en la lista. Y por último, querían que alguien dijera en cámara que México es demasiado peligroso para manejar a través del país.

Les dije que no era correcto, que si quisieran pelada se avientan todo el país manejando. Conocí a un dude que corrió desde Vancouver hasta Argentina empujando una carreola. Se quedó en mi departamento una noche y al siguiente día corrió hacia Rosarito y le siguió por todo México. En todo el camino encontró gente apoyándolo. También les dije que he conocido mucha gente que ha manejado por todo el país y hasta Sudamérica y no les ha pasado nada. Y que claro, de vez en cuando si pasan cosas jodidas, pero que las chances de que te suceda algo son bajas. Aparte de que su plan era saltarse México y empezar por Colombia como si fuera más seguro. 

Al final de la lista pusieron el nombre del show y querían que lo viera esa noche. Y que hiciera todo lo demás de la lista para ¡MAÑANA! 

Estaban locos.

¿Todo eso y para que me paguen $300 o $400 dólares? Fuck it. Si me lo aviento. Puedo hacerlo y una lanita extra nunca duele. Aparte de que ya había apartado mis días para este tour. Acepto el trabajo y puse la lista en mi bolsillo trasero. 

El show seguía al britanico a través del mundo porque se supone que era un viajero experto. Como si fuera un Man vs Wild con Bear Grylls, todo mundo sabe que todo es falso y el dude se quedaba en hoteles y no en la naturaleza. Lo mismo con este britanico. Decía que hacía un chingo de cosas, pero él se quedaba en el hotel. Y por eso me hicieron firmar el NDA, no quieren que la gente se entere de esto. Que el britanico realmente no encontró el orfanato él solo, pero que le pagaron a un güey. 

Espero que lo que haya escrito no me meta en problemas. Pero para ser honesto, el show se me hace sospechoso, la compañía se me hace sospechosa, entonces dudo que me meta en problemas. Pero si me meto en problemas y eres un abogado que estás leyendo esto, ¡por favor represéntame! 

Era hora de comer. Yo tenía un chingo de hambre. Todos tenían un chingo de hambre. Excepto el britanico, la “estrella del show.” El se quería quedar en el hotel. El conductor quería burritos de esos masivos estilo California. Le dije que eso es más gringo que Mexicano y que no eran tan comunes en Tijuana. El conductor era el único cool. Me senté del lado del pasajero y le di direcciones para llegar a Telefónica. Al pasar por el City Express Hotel, me dijo que ya se había quedado ahí antes.

La morra estaba nerviosa todo el tiempo. Parecía tenerle miedo a los productores y al resto de su equipo. El mega mamón Hollywood seguía de super mega mamón. Nunca se quitó sus lentes de sol. Nunca vi lo que asumo eran unos ojos chicos de mierda llenos de narcisismo y superioridad. El griego, pues con ese güey fue con el que me pelié. 

Mientras estábamos en la van el griego me preguntaba mucho sobre donde estaba lo feo de la ciudad. Me dijo que quería encontrar lo más culero para grabar. Le dije que para llegar a esos rumbos teníamos que manejar unos buenos veinte minutos y salirnos de donde estábamos. Le dije que por esos rumbos puede grabar todo lo que quiera mientras no grabe a la policía. No tenía ni un interés en Tijuana o en nada más. Solo quería saber donde podía encontrar partes culeras para la cámara. 

Pero primero, comida.

Y esto fue lo que pasó.

Estábamos en Telefónica, el lugar estaba lleno como suele estarlo. Muchas de las personas que estaban en Telefónica eran gringos. Era tan obvio que se escuchaba más inglés que español en el lugar. Les empecé a dar el tour de siempre diciendo que hay en cada lugar. Le dije al conductor que en Satabu venden burritos buenos y grandes como por $7 dólares y se fue sin ocupar mi ayuda. El Griego caminaba por el lugar juzgandolo como si fuera lo peor que había pisado en su vida. La morra seguía nerviosa pero me dijo dónde podría encontrar un taco vegetariano. El mamón de Hollywood nada más seguía detrás de los pasos del Griego.

Lleve a la morra a la Taquería Veggie que hacen cosas veganas increíbles. Hasta se expandieron a San Diego con un taco truck vegano allá y les está yendo bastante bien. Le cuento que tienen de los mejores tacos veganos en ese lugar. Pero la morra me dice que nada más quiere una tortilla con lechuga y nada más. Que no le interesaba carne falsa vegana o nada de lo que ofrecían. No tenía ningún sentido para mi…

En vez de que cada quien escogiera su propio lugar el Griego me dice que yo pida por todos lo que se me ocurra. Otra vez, no tenía ningún sentido. Para eso los lleve a Telefónica, para que escogieran lo que quisieran. Les dije que caminen y escojan que no sean pendejos. La morra me estaba estresando porque no podía pedir un taco para salvar su propia vida. Como si la gente en Tijuana fueran aliens que no entienden inglés o comunicación básica para pedir un pinche taco. 

Era como si estuviera encargado de unos bebés. Como si la frontera les hubiera robado su cerebro y no pudieran procesar el mundo. Excepto el conductor. Él estaba todavía cool. Entonces mandé a todos a la verga y fui hablar con el conductor ya que era el único que soportaba. Lo vi haciendo fila en Satabu con una sonrisa. Le dije lo que a mi me gustaba de ahí y me dijo que ya sabía que ordenar. 

Regresé al resto del grupo y los encontré discutiendo entre ellos. El Griego me jalo a un lado y sacó su teléfono y me dice “I see there is a Chili’s nearby, this is like American Chili’s, yes?” Así es, le dije. El hijo de su puta madre con su acento griego me pidió que lo llevará a Chili’s. El hijo de puta estaba bien guapo y mamado pero eso no era excusa para actuar de manera mega culera. Le dije que así es. Que ese es Chili’s igual que en Estados Unidos. Me dijo que quería ir ahí porque le daba miedo la comida en Telefónica y se agarró el estómago como diciéndome que le iba hacer daño. 

Me encabrone y perdí la cabeza. Le dije que si era en serio. Me dijo que sí. Que le daba miedo que la comida de Telefónica le fuera a caer mal. Y me hizo cara de como si fuera obvio y debería de entender. Como diciendo “mira esta mierda de lugar.” La pinche Telefónica. Repleto de gringos tragando felizmente. Ese lugar nunca me ha fallado en ningún tour. He llevado a tanta gente de todo el mundo y a todos les ha gustado ese lugar. No todo es perfecto, el lugar tiene cosas malas. Pero nunca me falla. Especialmente para grupos.

Le volví a preguntar si era en serio. Esta vez le dije “are you fucking serious?” Agregando el extra fucking. 

Secamente, otra vez me dijo que sí.

Y perdí la cabeza peor. Le pregunté si quería un guía nada más para su puto show. Un títere para las cámaras. Y me dijo algo como “sí, tu entiendes ¿no?” 

“Fuck no,” le dije. No necesitaba esta mierda. Por alguna razón saqué la lista de mi bolsillo y se la aventé. Honestamente se me olvidó el nombre del show. Traté de buscarlo en Google pero no lo encontré. No encuentro nada. Y porque firme el NDA, mejor ni busco más.

Le grite al puto griego “the tour is over, I’m not your tour guide anymore.” 

Ahí me preguntó “if I was fucking serious?”

Le dije que si quería ir a Chili’s, sí. 

“Fine then,” me dijo. Como si pudiera navegar Tijuana sin mi ayuda. 

Y realmente pueden. Tijuana no es tan peligrosa como lo es en sus mentes. Puede serlo. Pero si buscas problemas. No en Telefónica. No en el área donde estábamos. 

Vi que la morra estaba pálida de preocupación. El mamón de Hollywood estaba parado a lado de su jefe el Griego todo orgulloso de la decisión de ir a Chili’s. 

Me largue por la puerta trasera. Pero estaba confundido porque también tenía hambre y se me antojaba la tostada de atún de Otto’s. Me volví a meter a Telefónica emputadisimo. Seguían parados todos confundidos. Yo quería comer pero estaba demasiado enojado. Decidí volver a salir por la puerta trasera. Le mande un e-mail al dude que me “contrato” que deje su grupo a la suerte y que ya no era su guía.

———-

Dejé un hoodie negro que me había regalado mi mamá de navidad que me gustaba mucho en la van. Extraño ese hoodie. Es lo que más me enojó de todo…

———–

Seguía super emputado y necesitaba gritarle a alguien. Le marque al pendejo que me había contratado para explicarle por que deje a su grupo. El pendejo me contesta “¿qué tiene de malo Chili’s?” 

¡Puta madre! No contratas a un guía y luego le pides que te lleve a un pinche Chili’s. Y no solo eso, la lista de demandas era más de lo que había negociado. Querían que hiciera todo por ellos todo por unos cuantos dólares. Por un puto show de Netflix falso. No. A la mierda.

Seguía emputadisimo.

Quería ir a Nelson a refugiarme y calmarme con una caguama.

Encontré el Bar Montecarlo ya que está más cerca de Telefónica. De ahí le mandé otro e-mail emputadísimo pero más tranquilo. Me sentí mal por el conductor que era cool y lo único que quería era un burrito. Me sentí mal por la morra por que se notaba que estaba asustada. Me sentí mal por el brítanico que se quedó en el hotel soló. Se notaba que aunque era falso, era buena onda. Hablamos de fútbol inglés por un rato y se portó buen pedo. Pero que chingue su madre el mamón de Hollywood y el Griego productor de mierda.

En el e-mail le di indicaciones de cómo encontrar cosas que me pidieron. A que caridades pueden buscar en la ciudad. Y los lugares feos donde pueden grabar sin que tuvieran muchos problemas. Pero también le puse que no iba a ser su guía. Y por que estaba más que nada emputado con el Griego escribí una pendejada de que sería como si fuera a Grecia y en un tour del Partenón le pidiera a mi guía que me llevará un McDonald’s por porque me da miedo la comida de su país.

Nunca me contestaron. Yo creo que ni les importó. No tengo idea qué pasó con ellos o que hicieron. No sé si encontraron otro guía que hiciera todas las pendejadas que me pidieron. O chance y se lo aventaron ellos solos. No sé si llegaré a ver el show algún día.

Eso es lo más emputado que he estado en un chingo de tiempo. Escribir de ello me volvió a emputar. Que se chinguen esos mamones de mierda. Y que se chingue Hollywood. Odié casi todo de vivir ahí. 

Tan pendejo que lo fuera, seguí emputado por un par de días. Por el puto Chili’s. Si te gusta Chili’s, bien por ti. Entiendo que hay muchos lugares en el gringo donde tu mejor opción de comida es un Chili’s. Pero si estas en una ciudad culinaria y contratas a un guía y le pides que te lleve a un Chili’s. En ese caso. Si. Fuck you. 

Ese fue el segundo tour que cancele en mi vida. El otro lo cancele antes de que empezara. Era cuando apenas estaba empezando a hacer tours. Un dude quería pagarme $25 por un tour pero lo primero que me pidió cuando lo conocí fue donde encontrar drogas. No marihuana, ni cocaína. Drogas pesadas. Heroína o peor. Ya se estaba quedando en un hotel rascuacho de la Zona Norte. Después de cinco minutos de hablar con él le dije que no era su guía y me fui. 

——–

Y ahora me están bombardeando con e-mails del trabajo. De mi trabajo real. Tengo un fin de semana ocupado. Fotografía sexy de chicas en ropa interior. Será la primera vez que trato de fotografiar algo así. A ver que tal me va. También tengo que cubrir un evento del Food Bank en San Diego. Es de alta clase, entonces me tendré que poner mi tuxedo. Y finalmente, hay otro partido de Rugby que me contrataron para fotografiar. Y acabar el texto y más fotos de tacos.

Ya llegó al final del libro y en vez de escribir de mis pendejadas, ya es tiempo de hablar de la ciudad. 

Capítulo 19: El No Final 

Estoy trabajando en traducir mi libro Tijuana Adventure: Confessions of a Tour Guide, encuéntralo en Inglés en Amazon.

En los siguientes días estaré posteando mi “draft” antes de finalizar el libro en Español y buscar a un publicista o agencia en México que quiera publicarlo para que se difunda por la República Mexicana. Si te gusta lo que escribo, también puedes apoyarme en mi Patreon.

The tuna tostada at Otto’s Grill. For more food pics, follow: @TijuanaAdventure

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s