Aventuras en Tijuana – Capítulo 16: Reality Show como el Fake Dog Mateo

Pues resulta que salí en un reality show este fin de semana. El tour era con unos británicos que seguían a un piloto de aerolínea comercial por el mundo. Me hicieron firmar un non-disclosure agreement, entonces se supone que no debería de hablar de ello. Pero chingue su. 

Eran cinco batos, no me acuerdo de los nombres de ninguno excepto Noah que era uno de los camarógrafos y Christian, que era el piloto y estrella del show. Había otro camarógrafo, un dude con el boom mic y el director. El piloto y el director eran los principales personajes del show. El director empezaba la escena aplaudiendo enfrente de las cámaras tipo Hollywood. Nunca había sido parte de pendejadas así. Hasta ahora.

Hable mucho. Conté muchas de las historias que conté en este libro. La historia de los sudafricanos del capítulo pasado y la historia de los otros pilotos, Shaun y Mike. 

Dije cosas que chance y me arrepentiré de haber dicho. Parecido a las pendejadas que escribo aquí.

No ragrets.

Chingue su.

Fue un tour falso como para un reality show falso. Un Tijuana Adventure falso. Con Fake Dog Mateo.

Un reality show falso no es nada nuevo.

El tour fue lo básico. Ni lo planié. Ni lo pensé. Improvise todo como siempre. Empezó con lo de siempre, cruzando el puente del Chaparral mientras explico la ciudad y como Tijuana llegó a existir. Fuimos a la Cervecería Norte por unas cheves y a ver el atardecer. Aquí grabaron parte del reality show mientras contaba las historias de los sudafricanos y los pilotos. Ignore que me estaban grabando y conté las historias como si nada con el otro piloto y el director naturalmente (según yo).

Estoy seguro que lo voy odiar cuando salga. Y la gente de Tijuana me va a cagar el palo por ello. 

Después de Norte fuimos por tacos de la calle. Las Amigas nunca decepciona entre la Calle 5ta y 6ta sobre la Madero. Y ahí es cuando decide el piloto y estrella del show decirme que es vegetariano. Gracias por avisarme antes de que se pusieran a grabar… 

Todos los batos se comieron un taco cada quién y querían más comida. Fuimos al Cine Tonalá para tener mejores vistas y espacio para grabar. Pero realmente no querían comer ni tomar de verdad. Lo que querían era para las cámaras. Aquí pidieron y comieron agusto sin grabar. Fue como su descanso de andar grabando.

Después de comer en el Cine Tonalá empezaron a grabar otra escena. La escena era nosotros saliendo del Cine mientras hablamos de lo que comimos y de qué era lo que seguía. Me pidieron solo una cosa importante. Los congales. Y encontrar un congal que nos deje grabar adentro.

Obviamente solo hay un lugar que conozco que me deje hacer lo que quiera sin decirles mucho. El Zorro Bar! Well… Cum! Again! Si, el mismo congal que llevé a los sudafricanos llevé a los británicos.

Hablé con el gerente y lo convencí de que me diera chance de grabar adentro. Me dijo que tenía que avisar a las chicas primero. Le dije que las chicas no tenían que salir, solo el interior del congal. Pero no le importo. 

Pedimos una cubeta de cervezas pero nadie agarró ninguna. Fui al baño rápidamente y al salir, el piloto y el director ya tenían chicas arriba de ellos. El piloto quería llevarse una morra al privado. El director le dijo que no debería, le empezó a gritar y se salió del Zorro todo enojado. Los camarógrafos siguieron al director frustrado y salieron con él.  

Reality show.

Era falso. Era planeado. 

Las chicas pensaron que era real. Se asustaron. “Tus amigos se pelearon bien feo y se largaron,” me dijeron como si no los hubiera visto. El piloto le dijo no gracias a las chicas y nos fuimos. Dejamos la cubeta llena.

Afuera del Zorro el piloto se fue a una cuadra caminando mientras los camarógrafos grababan al director hablando por teléfono con el todo enojado. El piloto le contestaba de cómo lo pudo haber dejado ahí solo y que ahora estaba perdido. Tenían que encontrar una manera de reencontrarse. 

El “reencuentro” fue en la Plaza Santa Cecilia y de ahí querían seguir grabando para la Zona Norte. Les dije que en la Zona no pueden grabar pero que si los llevaba.

Tan pronto dimos la vuelta y había señal de paraditas, uno de los camarógrafos empezó a grabar y los demás le siguieron. 

“¡Están grabando!” Gritaban las paraditas mientras escabullían a los camellones o se cubrían la cara. Nunca había visto que pasa si grabas con equipo profesional por esas calles.

Un policía nos empezó a seguir en su patrulla. Les dije que lo ignoren pero que no graben. Y en eso prende la sirena y se para enfrente de nosotros. Les dije que yo me encargo. Esperaba lo peor, fue todo lo contrario. El policía super buena onda ofreció su ayuda y nos dijo que podíamos grabar lo que quisiéramos. Parecía que quería salir en la cámara o en el show. Entonces seguimos grabando nuestro reality show falso. Las bandas también vieron las cámaras y empezaron a tocar a todo volumen siguiendonos. 

Ha de ser una de las grabaciones más limpias en la Zona Norte para no haber organizado nada. Y no eran ni las 9 de la noche. Ahora se que si vas a la Zona Norte con un chingo de equipo, a los polis no les importa y son las paraditas las que lo odian y no te quieren ahí. 

Después de la Zona Norte, se terminó el tour. Los acompañe a la frontera. Les ofrecí otros lugares a donde ir a comer o beber. No les importó. Vinieron por material y se fueron. Ni idea que vaya a aparecer en el show si es que algo. No saben ni donde va aparecer. Querían Netflix pero dijeron que había chance y solo en YouTube. Chance y nada más en Europa.

Shit.

Lo acabo de buscar en Google y tiene su página de IMDB. “A documentary filmmaker follows his best friend, a widowed airline pilot, around the world as he looks for a new love via the TINDER passport dating app.”

Hablamos de Tinder y sobre Bumble, pero no me dijeron que era parte del show. No hablaron con ninguna chica de Tinder, pero chance e inventa que lo hizo con una de las chicas del Zorro. 

Shit!!!

Y ahora que estoy buscando más me estoy enterando de que me engañaron. 

El “piloto” es de hecho el productor del show. Y fue el que me contactó originalmente por e-mail. Me dijeron que el productor se quedó en Los Ángeles y que no iba a ir a Tijuana. Me mintieron. El piloto era ese productor. Y su nombre no era Christian.

Shit. Me engañaron. 

Y de una forma bien hecha. Muy bien pinche hecha.

Los hubiera buscado en Google un poco más antes de llevarlos en el tour. Tienen ya dos películas, una con un mala calificación y la otra todavía en producción. Y ahora este reality show.

Shit.

¿Qué pasará con mi parte?

Lo más seguro es que voy a estar super editado o ni voy a salir. Chance este show nunca ni sale al aire. Pero si sí… Ya me chingue. Ya lo hice. Y me gané una lana. Ya se acabó el tour. Y tengo más tours en el futuro. Mucha gente me ha estado contratando para grabar en Tijuana. Puedo cambiar mis tours para ayudar a gente que quiera grabar o a periodistas. 

Parece que ellos sí pagan muy bien. 


Capítulo 17: Ensenada Adventure.

Estoy trabajando en traducir mi libro Tijuana Adventure: Confessions of a Tour Guide, encuéntralo en Inglés en Amazon.

En los siguientes días estaré posteando mi “draft” antes de finalizar el libro en Español y buscar a un publicista o agencia en México que quiera publicarlo para que se difunda por la República Mexicana. Si te gusta lo que escribo, también puedes apoyarme en mi Patreon.

Foto de ayer por @Matingas_

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s