Aventuras en Tijuana – Capítulo 14: Pachangas Matt, Drogas, Rumble Fest, Donkey Show, Bandas y Puro Party.

 Un post en mi blog de febrero de hace dos años me recordó que estuve muy enfermo ese mes, no tenía dinero y mi vida en general era un desmadre. En ese blog también incluí fotos que tomé de Mila Kunis ya hace más de 10 años. 

Pero hace dos años, era adicto al party.

El Pachangas Matt. Así me puso el Danger Dave.

Me he vuelto bueno en ser un alcohólico profesional. No tomó en moderación pero necesito tomar mucho para ponerme borracho. 

Mi roommate me dijo que nunca me vio borracho. También mi ex novia me dijo que solo me vio borracho dos veces, pero también dijo que nunca me ha visto realmente borracho.

Bebo, me canso, me voy a dormir. 

No sé como lo hacen los otros alcohólicos que no paran de tomar hasta quedarse dormido en la barra. Yo no soy capaz. Prefiero dormir agusto en mi cama con una cerveza a la mitad. Para despertarme a media noche y acabármela. 

Pero el Pachangas Matt duraba hasta el amanecer.

Danger Dave infundido en drogas duraba días. Cocaine is a hell of a drug.

En Tijuana hay un chingo de cocaína y no es la más limpia.

Chad se alimentaba de caguamas. Aguantaba hasta medio día del día siguiente o hasta dos días seguidos alimentándose de caguamas en bares de Tijuana hablando con medio mundo. Su español mejoraba cuando tomaba. 

Pero Spanglish es lo que hablábamos entre dos fronterizos y un gringo.

Muchas veces tenía que arrastrar a Chad de regreso al departamento o otras veces lo dejaba a su suerte en el bar porque yo me iba a dormir.

Cuando veía salir el sol y meterse por las puertas oscuras de el Tropics se que es hora de irse. Varios bares en Tijuana nunca cierran. Hace mucho que no estoy fuera después de medianoche. Y solía ser todas las noches hasta el amanecer.

Con $100 dólares a la semana te alcanza para sustentarte de caguamas y tacos de la calle. Ganar en dólares y vivir en México todo se te hace barato. La renta era de $340 dólares divididos entre los dos. Los gastos de luz y agua eran mínimos. No teníamos gas por elección de Chad que le tenía pánico a las minitas. Puedes ganar $100 dólares trabajando un par de días. O en medio. Depende.

Con eso te queda bastante tiempo para tomar caguamas infinitas. Fue todo un año de caguamas. Ha sido toda una vida de caguamas porque hasta hoy en día le sigo.

La caguama en un bar de mala muerte por promedio costaba $2 a $4 dólares. Cuestan $2 dólares en la tienda, los bares virtualmente te venden la caguama a precio de Oxxo.

No quiero hacer una matemática exacta en este momento pero sé que con $100 dolares te alcanza para bastantes caguamas y tacos a la semana. Los tacos normalmente cuestan alrededor de $1 dólar.

Se da a entender fácilmente, tu dinero vale más. Por eso miles de personas lo hacen a diario. Cruzar la pinche frontera a diario, trabajar un par de días, vivir el resto en Tijuana como rey. Trabajar un par de días, el resto de tus días caguamas y tacos. 


Después de muchas caguamas como los tres amigos, se nos ocurrió la idea de Fist Fest.

No. Ese nombre no.

Si buscas lo que es Fist Fest es un festival de hombres metiéndose el puño al ano uno al otro. Buscalo bajo tu propio riesgo. Lo acabo de buscar. Todavía existe. Que asco. Pero cada quién.

“Fist Fest® es el festival de hombres que disfrutan un puño en el ano más antiguo en el mundo establecido en 1997. Actualmente producimos cuatro festivales al año.” 

Rumble Fest.

Así le pusimos.

Que empiece el desmadre que fue el Rumble Fest.

Rumble fest fue el intento de una idea imposible. El perfecto y más barato festival de su tipo uniendo músicos de Baja California y California en una fábrica abandonada cerca de Flamingos Motel. 28 bandas. Arte en vivo. Cerveza barata. Y un chingo de drogas.

$2 dólares o a 50 pesos la entrada. Y hubo bastante gente que se coló porque no querían pagar.

Perdimos un chingo de dinero esa noche. Bueno, un chingo de dinero para nuestro estándares de vida. Yo perdí alrededor de $1,000 dólares.

Hubo mucho más dinero perdido.

Traigo puesta la playera de Rumble Fest. Me gasté como $300 dólares en playeras del festival y casi no vendí ni una. Al final del festival le estaba suplicando a la gente que por favor me compren una playera para tan siquiera recuperar algo del dinero perdido.

El festival fue la cosa mas idiota que he tratado de hacer en mi vida.

Esa madre se nos salió de control rápidamente. 

La idea empezó a principios de marzodel 2014  y empezamos hacer los primeros posters con las bandas que querían tocar. Ya habíamos encontrado el lugar, una fábrica abandonada. El territorio le pertenecía a uno de los dueños de un gimnasio de vale todo al que acudía Danger Dave. El gimnasio fueron nuestros compañeros para el festival. Como era patrocinado por el gimnasio, el festival necesitaba un nombre agresivo. Como Fist Fest.

Excepto eso no.

Tijuana Rumble Fest.

Así quedó.

Un chingo de bandas.

Más de la mitad nos cancelaron después de imprimir y pegar el primer póster. Hicimos otro poster con mejor diseño y mejores bandas. Y más bandas de Los Ángeles y otros lados de California. Mucho hype. Contratamos a un diseñador gráfico al cual nunca le pagué.
Perdonamé Zuko (diseñador). 

¡100 Onces!

Era la única banda que me importaba. Era mi banda favorita del momento. Los invité a tocar a Tijuana y accedieron. Esa banda era una chingonería. Que mal que ya no estén tocando juntos. 

Y también mi banda. Donkey Show. O Donkichow.

Pretendiendo ser un rockstar con bandas invitadas de Los Ángeles que yo amo pero que casi nadie conoce tocando rock matemático y ruido al que nadie le importa. 

100 Onces fue grande por un momento. Grande en los círculos de math rock. 

Música. La extraño.

Antes del Rumble Fest hicimos muchos pre-shows. Pisteando a lo pendejo. Había cocaína por todos lados.

Pinche cocaína.

Nunca me gustó esa droga hasta el año del Rumble Fest.

También había un chingo de ácido… y ecstasy. 

Y también algo de meth.

Llevo más de dos años sin meterme ni una droga.

Pero solo se vive una vez. You only YOLO once! 


Capítulo 14.5: Rumble Fest, Ácido y Meth.

Estoy trabajando en traducir mi libro Tijuana Adventure: Confessions of a Tour Guide, encuéntralo en Inglés en Amazon.

En los siguientes días estaré posteando mi “draft” antes de finalizar el libro en Español y buscar a un publicista o agencia en México que quiera publicarlo para que se difunda por la República Mexicana. Si te gusta lo que escribo, también puedes apoyarme en mi Patreon.

Poster final de lo que fue el Tijuana Rumble Fest.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s