Aventuras en Tijuana – Capítulo 13: Entrando por la Puerta Trasera. Cambios en el Tiempo.

Capítulo 13: Entrando por la Puerta Trasera. Cambios en el Tiempo.

Cambios.

Ch-ch-changes.

Cambios.

Me gusta escribir sobre el cambio. Recientemente ha habido muchos cambios en mi vida. Nada es como solía serlo. Es interesante lo que significa ser exitoso dependiendo de donde lo observas. 

Que me publicaran en una revista se sentía como un super logro. Mi primera portada se sintió bien, una mezcla de orgullo y felicidad. Y ahora es mi trabajo. Apenas y he sido escritor y ya me cansé de serlo.

Escribir portadas es difícil. Nunca sé por dónde empezar hasta que me pega un golpe de inspiración. En general escribir es difícil y cansa. Tomar fotos también llega a cansar.

Este sábado me fue mejor de lo que pensé que me iba a ir. Tuve que cruzar la frontera para cubrir un evento de hip hop con Rob $tone. La luz era horrenda, pero logré capturar buenas fotos y a la vez divertirme. 

Cambios.

“Si le pones más esfuerzo a tus tours, te iría super bien.” Es lo que me dicen.

Si le pongo esfuerzo a lo que sea que hago, me puede ir super bien. Pero el esfuerzo y la motivación no los encuentro. Me satisfazco fácilmente con poco.

Y aún así tengo más que otros.

Todavía no tengo un carro. Debería comprarme uno pronto. Suena básico, pero por los últimos años me ha ido bien sin la necesidad de un carro. Hoy en día si necesito uno. Le pido prestado el carro a mi hermano y a su esposa muy seguido.

Es lo que voy hacer hoy. Le pedí el carro prestado a mi cuñada por una Tijuana Adventure. 

Ch-ch-changes.

De ir a congales y ser un mini-proxeneta traductor a ser un proxeneta de la ciudad y sus problemas. 

El famoso Hong Kong.

La famosa frontera.

Mierda.

———-

Fue hace más de cuatro años. 

Que raro.

El tiempo en Tijuana pasa rápido.

Hace cuatros años me publicaron por primera vez en la revista. Hoy en día hago varias cosas para la revista. Siempre me siento como un falso. Pretendo saber lo que estoy haciendo. Pero en realidad no tengo idea. De alguna manera funciona.

Las fotos de portada normalmente son mías. Ya he tenido un par de docenas de portadas. Tengo una que tengo que escribir en mente. Me publican regularmente. 

Y aún así…

Me pongo nervioso cada vez. Que alguien se vaya a enterar de que soy un falso. Que no tengo puta idea que estoy haciendo o de qué estoy hablando. Que nada más soy un huevón que ha encontrado la manera de tirar la hueva y seguir viviendo. 

Por eso me pone nervioso todo. Y lo que tengo que hacer mañana. Mis tours o cualquier trabajo siempre me pone algo nervioso. No importa que vaya a ser. 

No he ido a los congales en un año. Me dejaron de importar. Pero si tengo que ir por esos rumbos, estoy seguro de que me pondría nervioso. No quiero ir, pero la gente me paga por llevarlos.

Tampoco quiero ir a lo que tengo que hacer mañana.

Me pone nervioso.

Quisiera nada más estar en casa jugando videojuegos. Pero necesito ganar algo de lana.

Unos periodistas de Nueva Zelanda vienen a ver los prototipos de los muros que pidió Trump. Me están contratando periodistas en vez de pervertidos.

Cambios.

Dos son de Nueva Zelanda. La otra es una periodista famosa de Nueva York que está escribiendo un libro sobre la crisis migratoria. Famosa en sus ámbitos. Tiene un libro que es best seller y también tiene su página en Wikipedia. Famosa no es la palabra adecuada. Más como respetada. 

Y eso me asusta y me pone más nervioso.

Se que todo va a estar bien. Y será una buena historia que contar. Pero me pongo nervioso. 

Los problemas de ser un introvertido / extrovertido. 

El tour también empieza muy temprano. Los voy a ver en la frontera a las 7:30 de la mañana. Luego tenemos varias misiones y recorridos por la ciudad. Y terminará antes de las 2 de la tarde. 

Mis tours normalmente empiezan antes del atardecer y terminan al amanecer.

Este tour es todo lo contrario…

Ch-ch-changes.

Tengo muchas chambas pedorras que no quiero hacer. Tampoco quiero sentarme a escribir. Nada más porque no me inspiro y no quiero.

Cuando empecé de escritor me emocionaba serlo. No era fácil, pero le echaba ganas. Que me publicaran era lo mejor. No solo por que me pagaban, necesitaba el dinero. Pero porque me ganaba la vida de escritor y ese feeling era increíble. 

No sabía bien como ganarme la vida de escritor. Cualquier publicación por más pequeña que fuera la atesoraba con orgullo.

¡A huevo! 

$100 dólares por escribir pendejadas. Observar. Ver detalles. Sacar quotes. Escribir.

También me rechazaban muy seguido. Realmente no tenía las bases de un escritor. 

El editor general me rechazó tanto que ignoró todos mis e-mails. No había punto en tratar de que él me publicara. Pero seguí escribiendo. Escribí artículos básicos de Tijuana y en lo que se estaba convirtiendo. 

Tantos pinches cambios.

Mi primer artículo lo mandé a la sección de viajes a través del sitio web. El encargado de esa sección era otro editor. Le gustó mi artículo. Y esa fue mi primera publicación con la revista, con el editor de la sección de viajes. La sección más pequeña de la revista.

Pero eso me hizo tan feliz. Por fin fui exitoso en que me publicaran metiéndome por la puerta de atrás. 

Después de eso, escribí sobre el All My Friends, la cuarta edición de un festival de música en Tijuana. Era lo que más me gustaba de la ciudad, ir a eventos y conciertos. Era mi obsesión.

¡A huevo! Al editor de la sección de música le gustó mi artículo. Ya tenía dos editores de mi lado. 

Meterme a la sección de noticias era lo que seguía. Paga mucho mejor que la sección de música o de viajes. Mi primera historia fue de un desmadre que hubo en la frontera cuando cientos de personas trataron de cruzar a la fuerza. Tenía contactos dentro de la gente que trato de cruzar y de ahí armé un buen artículo. 

¡Pum!

Así empecé a escribir para la revista.

Mi primera portada no salió hasta años después. Y era sobre cerveza artesanal. 

Conocer al jefe de marketing de la revista pasó al mismo tiempo de mi portada. Y ahora conozco a todos los de la oficina y estoy en ventas y otras cosas. 

Todo empezó con un artículo no muy bueno sobre la vida nocturna de Tijuana. Ese artículo describió todos los cambios en la ciudad. 

No fue tan fácil como lo hice sonar. Me tomó mucho tiempo llegar a donde estoy. Y donde estoy no es el mejor lugar tampoco. Todavía no ganó mucho dinero. Pero cuando vives en Tijuana, no se necesita mucho dinero.

En vez de llevar a la gente a los congales, traté de que mis tours fueran sobre música y cerveza. Pero los gringos que cruzan la frontera a shows de punk nunca tienen lana y los que saben de cerveza muchas veces ya saben a donde ir y no hay necesidad de un guía. 

Ch-ch-changes.

————-

No ganaba mucha lana siendo escritor. Mi vida todavía eran caguamas baratas y tequila del que venga. Mi maestro sensei Chad tomaba mucho. 

Me volví un escritor profesional gracias a él.

A lo que me refiero es que me volví un alcohólico profesional. 

Chad escribía después de noches locas de party y especialmente cuando tenía un deadline o inspiración. Podía escribir toda la noche mientras se tomaba todas las caguamas del refri o cualquier alcohol en el departamento. 

Yo no soy así. Cuando me emborracho me da hueva y sueño. No me inspiro a escribir.

Tan pronto llegó a mi limité que me hace happison, paró de tomar y me voy a dormir. Trato de nunca verme borracho por más que tome.

Rara vez tomo en las mañanas. Cuando tomaba en las mañanas tomaba con Chad.

Lo extraño. Su cuarto estaba justo enfrente del mío. El departamento estaba virtualmente vacío. 

Ahora mi madre vive ahí. No se como me siento de ello. Solo han sido un par de días y se supone que no será por mucho tiempo.

Ch-ch-changes.

Después de vivir por meses solo con mi gato.

Ch-ch-changes.

Y antes de eso, vivía con lo que pensaba era el amor de mi vida y con quién me iba a casar.

Cambios.

Los cambios de la vida, no son los que yo pensaba. Esa canción tiene un bajo exquisito. 

Cambios.

————-

Mis amigos de Minnesota me visitan esta semana. Desde Minnesota a Tijuana. Suena super extraño. Minnesotans en una Tijuana Adventure. Ya veremos que sucede.

Cambios. Mi vida en Tijuana no ha sido nada más que cambios constantes. Y juro que no tengo idea que va ser de mi vida en un año. 

Chance y así es la vida en las grandes ciudades. No sé qué sería de mi vida si no viviera en Tijuana. Seguiría siendo igual de extraña, eso te lo puedo apostar. 

Mi vida ahora es más tranquila y tengo el calendario lleno de chamba constante. Todavía siento que soy un falso que se inventa su trabajo y va por la vida mintiendo. Pero lo hago funcionar.

Este libro se está acercando a donde estoy en mi vida actual. Pero antes de llegar a eso, hubo muchas drogas, alcohol y mujeres. 

Escribiendo cosas misoginisticas en la era de él #MeToo en un extraño mundo en la ciudad más bizarra. Continuó. 

Capítulo 14: Pachangas Matt, Drogas, Rumble Fest, Donkey Show, Bandas y Puro Party.

Estoy trabajando en traducir mi libro Tijuana Adventure: Confessions of a Tour Guide, encuéntralo en Inglés en Amazon.

En los siguientes días estaré posteando mi “draft” antes de finalizar el libro en Español y buscar a un publicista o agencia en México que quiera publicarlo para que se difunda por la República Mexicana. Si te gusta lo que escribo, también puedes apoyarme en mi Patreon.

Yo con la revista para la que trabajo. Una de mis muchas portadas (muchos años después).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s