Aventuras en Tijuana – Capítulo 10.5: Rudy, el Italiano de Nueva York que decía que Tijuana era la República Dominicana mezclada con Brooklyn de los 80s. 

Me ocupé con mucha chamba que se me olvidó que estaba escribiendo. Dije que han sido días muy lentos, pues se dio la voltereta. Ahora son días muy ocupados. El editor aceptó mis historias y quiere que trabaje en ellas. Una para portada, la otra tengo que hacer algo de investigación para la sección de noticias. Agarre muy buen material para una historia en la sección de noticias pero dije que podía hacerla más larga y me dijo que lo hiciera para la portada.

Tengo un par de días para acabar esa historia y luego me tengo que largar de Tijuana. 

También tengo un photoshoot pagado que tengo que hacer.

Y también un tour.

No es tanto un tour como los tours de antes. Mis tours han cambiado tanto y han sido variados. Todavía me aviento una despedida de solteros de vez en cuando, pero es cada vez más raro. 

Este tour es más sobre periodismo. No como mis tours perversos de la Zona Norte. Reporteros de Irlanda visitan esta extraña ciudad y necesitan a alguien que les enseñe como navegarla. De alguna manera me encontraron a mi. Tengo que encargarme de ellos este fin de semana.

Hay muchos eventos este fin de semana que quiero atender. Mañana voy a tocar con unos vatos para ver si empezamos una banda.

Tijuana es mucho. Especialmente cuando estoy ocupado. A escribir estas chingaderas para regresar a trabajar.


Los recuerdos de Facebook me dijeron que en esos tiempos me visitó mi amigo del colegio, Nick de Minnesota. Ahí una foto de Nick con el pendejo de Tony en el Chips.

Esto fue cuando la escena de la cerveza artesanal apenas comenzaba en Tijuana y cuando mis tours empezaron a cambiar de enfoque.

Nunca lleve a Nick a la Zona Norte. Solo a cervecerías y bares. Mucho más parecido a lo que son mis tours hoy en día.

La semana después de que se fue Nick tuve a mi primer cliente real. Él no tenía ni un interés en cerveza artesanal. 

Cuando empecé los tours solía anunciarme a través de Craigslist. El anuncio decía algo parecido pero en inglés: “Hola, soy guía de Tijuana. Te recojo en la frontera y puedo llevarte a cualquier lado de la ciudad desde $25 dólares.” 

Probablemente agregué que los podía llevar a los bares, por tacos, y los congales. Mi primer cliente fue a través de esos anuncios. 

Era un vato de como 40 años de Nueva York llamado Rudy. Tenía ese acento clásico de italiano neoyorkino de The Bronx. Acento super pesado como si fuera de película que solo le falto decir “I’m walkin’ here!” Nunca había conocido a alguien como él. Auténticamente neoyorkino.

Rudy comparaba Tijuana con la República Dominicana y Nueva York en los ochentas cuando era un desmadre sin leyes. “Yo y los muchachos, sabes, íbamos a la RD, tu sabes, y agarramos muchachas super baratas, sabes. La RD era lo mejor, ¿sabes como?”

Sonaba algo así (pero en English). Un tipo super chistoso. 

“Nueva York era así igualito en los ochentas, tu sabes. Solía manejar alrededor, sabes, y las putas te ofrecían chupartela por veinte dólares, ¿sabes como?” 

Para él, Tijuana era eso. Una mezcla de Nueva York en los ochentas mezclado con sus experiencias en burdeles de la República Dominicana. “La R.D.” así le decía.

Me pidió que lo llevará por tacos de pollo. 

Eso me tomó por sorpresa. No se donde encontrar tacos de pollo más que en pollerías. No como lo que el gringo imaginaba. Le dije que Tijuana era más sobre tacos de pescado o mariscos o que también había tacos de carne asada y adobada. Pero no. Él quería tacos de pollo.

Era así de malo dando tours. No sabía dónde llevarlo. Acabamos en un lugar mierda que estaba en la Revu que tenía tacos chafas. No le gustaron. 

Otra vez le dije que los tacos de pollo no son muy comunes. Lo hubiera llevado a donde sabía que estaba bueno en vez de llevarlo a lo que pidió. 

Nos tomamos una cheve en bar Nelsonl antes de ir a la Zona Norte.

Amó el Adelitas. Y otra vez comparó todo a la R.D. 

Dijo que un político en la R.D. igual que Nueva York llego al poder y eliminó la prostitución.

“La cagaron, tu sabes, la R.D. era grandiosa pero la limpiaron. Ya no hay putas. Solíamos ir cada mes. ¿Sabes cómo? Rentabamos una casa, rentabamos varias chicas, tu sabes. La R.D. era grandiosa y barata, sabes. Pero ya no.”

Cuando decía “¿Sabes cómo?” realmente no me preguntaba, se reafirmaba el mismo sus comentarios. Como un interludio entre pensamientos para acabar su frase. 

Le cobré $25 dólares por el tour, lo cual me pagó tan pronto lo vi. Luego pagó por todo lo que consumimos.

Después del Adelitas, fuimos al Hong Kong. 

Y amó más el Hong Kong. 

Agarró a la chica más plástico del congal. Me dijo que así le gustaban, todas operadas. Entre más falsa y güera mejor. Rudy le compró un par de tragos y me dijo que eligiera una chica para mi. 

Luego dijo que se la iba a llevar al cuarto y me dio algo de efectivo para que lo esperara mientras hacía sus cosas. 

Regresó con una sonrisa en la cara con la misma chica y le siguió comprando tragos. 

Pasó uno de esos fotógrafos de antaño que vagan por los burdeles vendiendo la foto del recuerdo. Pagó $5 dólares por la foto de él con su chica. Posaron como si estuvieran en una fiesta quinceañera. Luego pagó otros $5 dólares por otra foto de él con su cara entre sus chichis. 

Seguimos tomando un rato más en el Hong Kong. Luego se despidió de su chica y nos fuimos. 

Todavía era de día. Un poco antes del atardecer.

Quería ver un poco más de Tijuana entonces lo lleve a divagar por la Zona Norte. No lo lleve a la Nueva Pachanga, pero tenía un poco más de confianza de por dónde caminar en la zonaja. 

Quería ver a las paraditas. A las prostitutas de la calle.

Todavía mencionaba a la R.D. y a Nueva York en cada esquina. Estaba amando Tijuana.

Caminamos por donde se ponen las prostitutas transsexuales. “He visto muchas transformers en mi vida, y deja te digo ¡Esas son las mejores transformers que he visto!”

Nunca había oído a alguien decirles “transformers.” Se que es despectivo decirles trannies, shemales, ladyboys, o de otras maneras… Pero transformers. Eso es nuevo y me da mucha risa. 

Estoy seguro que ellxs lo encontraría despectivx. Deberían de ser lo contrario. Transformarse es algo muy difícil y lxs admiro por ellx. 

Disculpenme comunidad de transsexuales. Rudy fue el que les puso transformers. 

Mientras caminábamos hacia la frontera me pregunto por qué había tantas farmacias. Le expliqué que el turismo médico y dental es gigante en Tijuana. De repente, Rudy dejó de ver a Tijuana como una ciudad donde solo se viene por turismo sexual. Rudy me dijo que necesitaba visitar al dentista urgentemente pero no había ido por lo caro que es en Nueva York. Le dije que su solución era Tijuana.

Me dijo que planeaba visitar Tijuana en unos meses, visitar a un dentista, y a buscar exactamente a su chica plástica que le encantó Hong Kong. 


Lo siento madre, pero el sexo vende. 


Rudy regresó a San Diego todo feliz. Le cobré $25 por el tour que ya había pagado, pero andaba tan contento que me dio $50 dólares de propina.

Me dio casi el mismo dinero que le dio a la prostituta que se cogió. Pero no me cogió a mí. Me sentí conflictivo. Gané dinero, pero sentí que era dinero sucio. 

Le llamé a mi madre para informarle que me fue super bien en mi primer tour. Le dije que gane más dinero de lo que pensaba y le pedí disculpas por llevar a la gente al turismo sexual. Le dije, “sorry mom, but sex sales.”

Rudy regresó a Tijuana, pero casi un año después. Me contó su aventura e hizo mucho de lo que enseñe. Excepto encontró un dentista por la Zona Río y perdió sus llaves en un taxi. De alguna manera, acabo recuperando las llaves una noche después. Fue una historia larga que le pertenece a él. 

Capítulo 11: Música y Nuevos Amigos

Estoy trabajando en traducir mi libro Tijuana Adventure: Confessions of a Tour Guide, encuéntralo en Inglés en Amazon.

En los siguientes días estaré posteando mi “draft” antes de finalizar el libro en Español y buscar a un publicista o agencia en México que quiera publicarlo para que se difunda por la República Mexicana. Si te gusta lo que escribo, también puedes apoyarme en mi Patreon.

Irlandeses en Playas de Tijuana trabajando en un reportaje en tour con Tijuana Adventure.

Foto por: Matingas_

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s