Aventuras en Tijuana – Capítulo 4. El Diario de un Viejo Pervertido.

Capítulo 4. El Diario de un Viejo Pervertido.

Esto empieza a sonar como un diario estereotipo de un viejo pervertido a la “Memorias de mis putas tristes.” Es Tijuana. Voy escribir más sobre putas.

Putas. No me gusta decirles putas. Se siente asqueroso y malvado. Muy misógino. Prostituta no lo hace sonar mejor. Perras peor. Bitches. En inglés “bitches” no suena tan mal. Igual que vagina suena horrendo pero “pussy” suena lindo. Y pussies en venta hay un chingo en Tijuana. De todo tipo.

“Come on in Pussy Lovers!” grita Chet Pussy interpretado por Cheech Marin en la película from Dusk Till Dawn. Algo parecido se siente en la Zona Norte. Pero a medianoche, no se convertien en vampiros las mujeres (pero en la calle si se derrama la sangre). 

No he ido a esa área en más de un año. 

Para esta historia, todavía era un novato de la Zona Norte. Más o menos estaba entendiendo las complejidades pero tampoco sabía mucho afuera de el Hong Kong o el Adelitas. Todavía vivía en LA. Todavía la hacía de guía aunque ni conocía la ciudad. Y es otra aventura con amigos de los amigos de mi hermano.

Esto sucedió con Andy y con Spencer de una banda de San Diego que se llamaba HFICLSI (pronunciado como jai-fai-cola-sai). Todavía tengo su disco (en cd y en itunes). Es un desmadre de ruido intento de rock matemático con post-hardcore y gritos a la Blood Brothers. Muchos riffs de guitarra rápidos con batería pesada con doble bombo mientras que gritan pendejadas en inglés. Voy a escuchar el álbum de nuevo mientras escribo esto.

Con esos vatos fue mi aventura en Tijuana. Ya me había juntado bastante con ellos en San Diego entonces sí los conocía bien. No me acuerdo cómo empezó la noche, solo se que esa noche acabamos en la Zona Norte. Lo mas seguro es que fuimos a un chow (concierto) en Tijuana y de ahí nos fuimos de party a la Zona Norte aunque no teníamos casi nada de dinero. 

Empezamos en el Adelitas que es mucho más calmado que el Hong Kong. Nos fuimos directo a una mesa vacía a la izquierda de la entrada. Una chica bailaba desnuda en el escenario, muchas otras mujeres semi-desnudas se paseaban a nuestro alrededor. Culos por doquier. Uno de esos culos básicamente estaba en nuestra mesa. Son esas mesas tipo “booth” de restaurante. El culo de la morra estaba directamente arriba de mi hombro izquierdo, sentada arriba de la silla. Voltié a ver a mis amigos e hice la expresión de “ehh, miren, un culazo aquí nomás.” 

La chica me vio como le checaba el culo y de inmediato se sentó en mis piernas. Obviamente, le tuve que invitar un trago de inmediato. 

Me dijo que tenía cara de gringo pacheco. Le dije que justamente eso era. Le dije que tenía Kush de California mejor de lo que puede conseguir en Tijuana y empezamos hablar sobre ello. Le hizo una seña a una de sus amigas que le cayera a nuestra mesa. Su amiga se sentó entre los HFICLSI pero como que no le gusto a ni uno de los dos vatos. Estaba chula, pero los vatos querían algo más intenso y se querían ir del Adelitas. Yo me quede cotorreando con la morra y le dije que me aguantaran un rato. Otra cheve.

Las morras nos dijeron que les tocaba bailar y se fueron al camerino. Antes de eso, la chica con la que estaba me dijo que me iba a pasar su Facebook y su número. 

Los vatos dijeron que se iban. Les dije que se vayan y los veo en el Hong Kong.

Me quede esperando solo mientras veía a las dos morras desnudarse y bailar en el escenario. Le avente un par de dólares para recordarlé que seguía ahí. Y luego se regresaron al camerino.

Esperé un rato. 

Y esperé un rato más.

Hasta el punto en que dije, esta morra se está tardando un chingo. Lo del Facebook lo mas seguro era pura mamada, mejor me largo. Me levanté de mi mesa para irme al Hong Kong.

En eso la vi caminando rápido de la parte de atrás y hacia mi. Me tomo de la mano y me regreso al Adelitas y se puso a caminar conmigo de la mano. En eso me dio un papel y me dijo que se enojan si ven intercambiar teléfono con un cliente. Me guarde el papel en la bolsa en chinga. Le di un besito y me fui al Hong Kong.

Afuera del Adelitas abrí el papel y tenía su número y su Facebook. Su nombre de Facebook era algo tipo “Psycho NOMBRE Chick.”

La agregué más tarde esa misma noche. Esta historia no termina en este capítulo.

Encontré a los vatos en el Hong Kong. Para mí, la noche ya había acabado. Ya me había gastado más dinero de lo que quería y saque un contacto interesante. Les enseñe el pedazo de papel como si fuera oro. Miren, una puta me dio su Facebook. Que divertido. Quería fumar y tomar conmigo y no en un congal en modo de puta. O al menos fue lo que pensé. 

También a esos vatos se les estaba acabando el dinero pero todavía querían mas party. Nos quedamos tomando más cheve. Y entre los dos le invitaron un trago a una chica.

Bueno… no era realmente chica. Más como una mujer madura. Por mucho era de las menos atractivas del lugar. Pero al parecer era de las más baratas. Porque entre los dos vatos apenas y le compraron un par de tragos y entre los dos se las estaba tratando de agasajar. Al mismo tiempo. Ya andaban bien pedos y querían sacarle provecho a su dinero. A la mujer no le estaba gustando mucho la idea, pero se dejaba tocar, entonces la siguieron tocando. 

Fue… asqueroso.

Y a la vez super chistoso.

Trate de no ver lo que estaba sucediendo, pero no podía voltear a otro lado. Especialmente en un lugar como el Hong Kong. Si tu vista empieza a deambular hay una gran chance de que una bella mujer te vea a los ojos. Y en segundos de repente ya tienes a una mujer en tus piernas. 

Es imposible deambular la mirada en el Hong Kong.

He tratado de ver la tele para distraerme, pero es imposible. Eventualmente una o más mujeres semidesnudas te van a bloquear la vista. 

Estoy casi seguro que para eso ponen las teles. Para ver otra cosa cuando tu intención realmente no es estar con una chica. Pero no funciona. 

A los vatos se les acabó el dinero, yo ya no quería gastar más. La mujer madura se fue. Y les dije que hasta aquí quedó la noche. 

Sin dinero. Sin suerte. Vamonos.

El resto de la historia con la chica psycho viene después…


Capítulo 5: Mudándome a Tijuana, Primer Departamento y Primer Novia Tijuanense.

Estoy trabajando en traducir mi libro Tijuana Adventure: Confessions of a Tour Guide, encuéntralo en Inglés en Amazon.

En los siguientes días estaré posteando mi “draft” antes de finalizar el libro en Español y buscar a un publicista o agencia en México que quiera publicarlo para que se difunda por la República Mexicana. Si te gusta lo que escribo, también puedes apoyarme en mi Patreon.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s